¿Por qué el Petro no es una criptomoneda?, por Moris Beracha




Moris Beracha.- El anuncio de la creación de una criptomoneda llamada Petro despertó muchas expectativas. Sin embargo, al conocerse la naturaleza y las características de este instrumento quedó claro que no se trata de una moneda virtual - como el conocido Bitcoin- sino de un mecanismo de pago decentralizado y controlado por el gobierno.

 El Petro no puede llamarse una criptomoneda porque en primer lugar es emitida por un gobierno, es decir, carece de una comunidad global de personas mejor conocida como cadena de bloques o Blockchain

Cuando se habla de Blockchain se refiere a una base de datos creada y diseñada para que no pueda ser modificada. Para ello, se cuenta con un sistema llamado sellado de tiempo confiable y que está enlazado a un bloque anterior.

Por definición el Petro no puede ser considerado una criptomoneda, pues estas pueden ser intercambiadas y operadas como cualquier otra divisa tradicional sin estar bajo el control de los gobiernos e instituciones financieras.

Hace unos días el gobierno de a Venezuela anunció  la emisión de 100 millones de “petros”, y según se expresó se trata de una unidad monetaria virtual que el Ejecutivo ha definido como “la criptomoneda de Venezuela” y que equivale al valor del barril de petróleo venezolano en el mercado internacional.

De ser así, el Petro no es una criptomoneda sino un mecanismo de pago, algo muy distinto a la definición y concepción de las monedas digitales.

Según la concepción del Petro, la ausencia del anonimato y la existencia de un intermediario son claves para su distribución y comercialización, lo que le convierte en cualquier cosa que nada tiene que ver con las monedas virtuales.

El Petro no podrá ser minado libremente, a diferencia de las monedas virtuales que existen en el mundo. Además de ello, el mecanismo de asignación será a través de un sistema similar al de las subastas dirigidas por el gobierno.

El minado es un mecanismo a través del cual existen se generan criptomonedas como el Bitcoin o el Ethereum utilizando ciertos algoritmos. Para obtener estas monedas y generar transacciones se deben ir creando nuevos bloques y aprobar transacciones.

De allí que existe una premisa y es que en cualquier sistema monetario tradicional, los gobiernos simplemente imprimen más dinero cuando lo necesitan. En cambio, las criptomonedas no se crean sino que se descubren. Miles de ordenadores de todo el mundo “minan” bitcoins compitiendo unos con otros.

El Petro carece de activo de respaldo, pues las reservas probadas de Venezuela, según la constitución no se pueden enajenar ni comprometer a futuro.

El gobierno venezolano ha demostrado total incapacidad en el manejo de la economía tanto macro como micro. Si la producción real de petróleo en Venezuela lo que ha hecho es disminuir en los últimos años por falta de inversión y gerencia, el Petro será incapaz de generar confianza y seguridad.
 

Comentarios